of 13

MARXISMO & REVOLUCIÓN

22 views
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Description
MARXISMO & REVOLUCIÓN
Tags
Transcript
  M ARXISMO &   R EVOLUCIÓN MARXISMOYREVOLUCION . ORG   1 E L ANUNCIO DE W  ALTER B ENJAMIN   Por Carlos F. Lincopi Bruch   La gran Roma está llena de arcos de triunfo. ¿Quién los erigió? ¿Sobre quiénes triunfaron los Césares?      Bertolt Brecht Introducción La primera mitad del siglo XX puede caracterizarse como catastrófica, por primera vez Europa va a sentir en su propio orden geopolítico las consecuencias de la modernidad. América Latina, Asia y África ya conocían las potencialidades agresivas e inhumanas de una modernidad forjada sobre la base del soplo del espíritu Europeo. 1   En efecto, dos grandes guerras llamadas mundiales tienen a Europa como el escenario de grandes confrontaciones y batallas que han llevado la existencia humana a situaciones límites. Es en este contexto, específicamente durante la Segunda Guerra Mundial, en Alemania, bajo el alero de la bestialidad nacional-socialista, que surgirá una obra magistral del pensamiento político contemporáneo bajo la pluma de un filósofo judío. Hablamos de Sobre el concepto de historia  (1940) escritas por Walter Benjamin (1892-1940) bajo el fuego, pogromo, persecución, tortura y violencia anti-semita causada por el régimen nazi. Walter Benjamin da un vuelco al marxismo, un giro radical. En la primera tesis, bastante polémica, sostiene que el marxismo debe servirse de la teología para volverse una concepción de mundo integral con vocación de victoria. Desde ahí, puede verse claramente otra mirada posible, otro punto de vista, con el cual aprehender el pensamiento Marx. Entonces, de lo que se trata, después de Walter Benjamin es develar, descubrir, iluminar, las determinaciones propiamente teológicas del pensamiento marxista, lo cual, a juicio de Walter Benjamin, pero también a nuestro juicio, tiene consecuencias no solo teóricas, sino prácticas, el aprehender las determinaciones teológicas va a permitir esclarecer la naturaleza de nuestro propio pensamiento, esto es, de quienes reconocemos filas en el marxismo. La teología, con Walter Benjamin, se transforma en un arma letal para enfrentar la catástrofe de la modernidad: el capitalismo. Ahora bien, lo cierto es que Walter Benjamin no había sido el primero en plantear la cuestión teológica en la política contemporánea. Desde la derecha, vía pensamiento nazi, había sido el jurista y filósofo alemán Carl Schmitt (1988-1985) 1   La expesió soplo del espíitu es auñada po G.W.F. Hegel e sus Lecciones sobre la filosofía de la historia universal   (1937).  M ARXISMO &   R EVOLUCIÓN MARXISMOYREVOLUCION . ORG   2 quien en su obra Teología Política  (1992) ya había planteado que: Todos los conceptos centrales de la moderna teoría del Estado son conceptos teológicos secularizados  .  2   Sin dudas, Walter Benjamin dialoga críticamente con la obra de Schmitt, por izquierda, desde el marxismo, pero admitiendo la necesidad de aprehender los conceptos teológicos que se encuentran como determinaciones en la moderna teoría política. La obra de Walter Benjamin no deja de ser interesante y sorprender. En el trabajo que presentamos a continuación pretendemos trabajar su obra, develar problemas y, adentrarnos sin prejuicios, en una aventura del pensamiento. Caminaremos los tránsitos oscuros del pensamiento, vamos a recorrer aquellos lugares prohibidos, ingresaremos a zonas clausuradas por la actual modernidad capitalista, ingresaremos al terreno de la teología y al terreno del, vapuleado y despreciado, marxismo. La crítica de Marx al fenómeno religioso en Alemania   Es conocida la crítica desarrollada por Marx en su Introducción para la Crítica a la Filosofía del Derecho de Hegel (1843), en efecto, Marx plantea: La religión es el sollozo de la criatura oprimida, es el significado real de un mundo sin corazón, así como es el espíritu de una época privada de espíritu. Es el opio del pueblo . 3   En este punto, es importante destacar que Marx no está desarrollando una crítica a la religión en general, sino al cristianismo tal y como se desarrolla en Alemania, en específico, a la forma  protestante  (luterana) del cristianismo establecida como religión oficial del Estado. Max Weber en La ética protestante y el espíritu del capitalismo (1905) ha argumentado el vínculo existente entre el protestantismo y el surgimiento de la modernidad capitalista. Si tenemos en cuenta que prácticamente toda la obra de Marx está dirigida a realizar una crítica de la modernidad capitalista, entonces entendemos que al igual que Weber, Marx observa ya en el luteranismo –  no simplemente en el calvinismo –  los fundamentos de la moderna vida capitalista, una fundamentación ética de la moral burguesa. La crítica de Marx es la crítica del más allá , en miras a la verdad del más acá . 4   Es una crítica radical a la interpretación protestante de salvación solamente por la fe ( sola fide ), es una observación radicalmente crítica de la justificación de la miseria en la vida real y terrenal, en miras a una ilusoria salvación en el más allá, su crítica es contra el olvido del mundo real, el de las relaciones sociales, el espacio en cual verdaderamente hombres y mujeres establecen sus relaciones. La mirada al más allá   2  Schmitt, C. (2009). Teología Política.  Madrid: Trotta, p.37 3  Marx, C. (2009). Introducción para la crítica de la filosofía del derecho de Hegel. En G. Hegel, Filosofía del derecho  (págs. 9-22). Buenos Aires: Claridad, p.9 4  Ibíd., p.10  M ARXISMO &   R EVOLUCIÓN MARXISMOYREVOLUCION . ORG   3 es una forma concreta de justificar la esclavitud material del más acá . Esa es, a nuestro juicio, la forma y el contenido sobre el cual Marx desarrolla su crítica, esto es, a ese mundo sin corazón que ha sido posible gracias a una determinada forma de entender la religión. Pero como se sabe, la cristiandad no es Cristo ni Cristo es reductible a la cristiandad. La teoría hilemórfica, de unidad cuerpo-alma, en la tradición judeocristiana, no se olvida precisamente del cuerpo, de su integridad y de su bienestar, no consiste en un olvido del más acá, por ello Cristo multiplica panes y peces (Marcos 6:35-44) y señala al hombre rico que venda sus bienes en beneficio de los pobres (Marcos 10:17-22). Mientras que en el Antiguo Testamento la escritura señala: No explotarás al jornalero humilde y pobre… (Deuteronomio 24:14). A esto nos referimos con que Cristo no es reductible a la cristiandad. Y así lo entendía también Hegel, quien como ha argumentado Bernard Bourgeois en El  pensamiento político de Hegel (1969), sostiene la cristiandad   como el error de la verdad que es Cristo. En efecto, para Hegel Jesús…no es un simple ideal ideado sino el individuo real que encarna el ideal moral.  5    En la reflexión hegeliana, pues, la corrección de la cristiandad se halla en la verdad de Cristo, específicamente, en lo que refiere a la actividad moral, a la praxis, la cual se transforma en modelo ideal de comportamiento de los ciudadanos de la polis. La crítica de la religión encuentra su solución, en la  praxis  de Cristo. Nos interesa destacar este punto, en la medida en que si bien Marx no va a proponer una vuelta a Cristo, sí va a plantear que la solución a la crítica de la religión encontrará su solución en un único medio: la  praxis . 6  En este sentido, la actividad práctico- crítica, es una forma de restaurar la moralidad del más acá y de enfrentar la inmoralidad del más allá. Con ello, podemos comenzar a realizar una lectura de Walter Benjamin, nuestro filósofo no se ha vuelto loco, algún sentido deben tener sus planteamientos teológicos, Marx no es el Anticristo, se haya más cerca de la praxis de Cristo que de la cristiandad (el auténtico Anticristo). Dialéctica del Mesías y el Anticristo En el pensamiento de Walter Benjamin encontramos el recurso a dos figuras judeocristianas, de una parte, tenemos la forma del Mesías dotado de las potencialidades de un bien moral, de otra, su opuesto, el Anticristo que representa un mal radical, este último, siguiendo las representaciones del libro de Apocalipsis se ha transformado en el soberano del mundo humano, al tiempo que ha de esperarse un enfrentamiento de éste con el Mesías, el cual se objetiva el día del Juicio Final, el día del triunfo de Dios sobre el mal radical. En este sentido, hablamos de una dialéctica  Mesías-Anticristo, se trata de un enfrentamiento entre fuerzas antagónicas, en la cual las fuerzas del bien (luz) triunfan sobre el mal (oscuridad). Es interesante destacar 5  Bourgeois, B. (1969). El pensamiento político de Hegel.  Buenos Aires : Amorrortu, p.50 6  Marx, C. (2009), op.cit., p.16  M ARXISMO &   R EVOLUCIÓN MARXISMOYREVOLUCION . ORG   4 que no se trata de una forma política n ueva, hablamos de una forma que ha encontrado desarrollo en toda la Era Cristiana, de hecho, una lúcida expresión estética en este ámbito se encuentra en la escultura barroca de Gian Lorenzo Bernini (1598-1680). En la tesis VI, Walter Benjamin sostiene:   Pues el Mesías no solo viene como redentor, viene como vencedor del Anticristo.  7    En este punto ya se identifica claramente la dialéctica Mesías-Anticristo de la cual hablamos. Sin embargo, debemos esclarecer aún qué entiende Benjamin por Anticristo y qué entiende por Mesías. Walter Benjamin parece identificar a las clases dominantes, a los vencedores de la historia  con el Anticristo. En la tesis VII plantea: …los que dominan a la sazón son los herederos de todos los que han vencido. Por eso, la empatía con el vencedor favorece en cada caso al dominador del momento. 8   El pensador semita observa el mundo a partir del espanto ocasionado por este mal radical, sabe que tras cada monumento de cultura , hay un momento de barbarie que le subyace. El patrimonio cultural o lo que se ha llamado de esta forma es una construcción estetizada del triunfo de los vencederos, conquistadores y amos. 9  El Mesías, por su parte, en el caso de Walter Benjamin, es identificado con una fuerza de tipo colectiva, con la comunidad de los explotados y oprimidos. Una de las formas de aprehender lo mesiánico es a través del concepto de débil fuerza mesiánica , en efecto, Benjamin escribe en su tesis II: Entonces hemos sido esperados en la tierra. Entonces nos ha sido dada, tal como a cada generación que nos precedió, una débil fuerza mesiánica, sobre la cual el pasado reclama derecho. 10   Se trata, a nuestro juicio, de un recuerdo (que trataremos más adelante) acerca de la violencia ejercida sobre las generaciones que nos precedieron, esa violencia acumulada durante siglos, milenios, reclama una actualidad presente y, como tal, es una violencia en potencia. Al respecto, Michael Löwy ha destacado en Walter Benjamin: aviso de incendio (2001), siguiendo la interpretación de Giorgio Agamben que, es propio del mesianismo considerar el nacimiento de la fuerza en acto (el Mesías) a partir de la debilidad de los derrotados (la débil fuerza mesiánica), subrayando un pasaje de Corintios en el cual se dice que para el Mesías la fuerza se realiza en la debilidad. 11  La debilidad de los débiles, esto es, de lo explotados y 7  Benjamin, W. (2014). La dialéctica en suspenso. Fragmentos sobre la historia.  Santiago de Chile: LOM, p.42 8  Ibíd., p.42 9  Ibíd., p.43 10  Ibíd., p.40 11  Löwy, M. (2012). Walter Benjamin: aviso de incendio.  Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica, p.60  M ARXISMO &   R EVOLUCIÓN MARXISMOYREVOLUCION . ORG   5 oprimidos, es potencialmente una fuerza real, de una violencia sin precedentes. Este punto se expresa con nitidez en la tesis XII: El sujeto del conocimiento histórico es la misma clase oprimida que lucha. En Marx aparece como la última clase esclavizada, como la clase vengadora, que lleva a su fin la obra de liberación en nombre de las generaciones de derrotados… 12   En este sentido, puede apreciarse la identificación del Mesías con el momento de conciencia de sí en el mundo como una conciencia de un nosotros  oprimido en el mundo, lo que  se conoce habitualmente como conciencia de clase o conciencia para sí. El esclavo, como modelo hegeliano del hombre explotado u oprimido, encuentra su existencia en el ser para otro 13 , la violencia del amo ha impuesto, a través de una lucha a muerte, el olvido de su ser puramente para sí en la conciencia esclava u oprimida. El momento en que ese olvido muere y se transforma en recuerdo activo y presente, el ser para otro  se transforma en un ser para sí  , y con ello, se pierde la condición de esclavo. Es el inicio de un nuevo enfrentamiento a muerte, el Mesías es la conciencia revolucionaria de los explotados y oprimidos sobre su pasado oprimido que anuncia despertar radicalmente en un presente por medio del combate, de la acción revolucionaria, de la  praxis . Walter Benjamin habla en la tesis XVII de una interrupción mesiánica  del acontecer, como la posibilidad revolucionaria de redimir a las generaciones pasadas. 14  La interrupción mesiánica –  como veremos en relación al estado de excepción –  no es una i nterrupción tranquila, es una ruptura con el orden temporal, que coincide con el momento de la acción política, con la táctica revolucionaria y que por destructiva que sea, puede reconocerse como mesiánica.  15    Benjamin es radical, la acción revolucionaria es destructiva, cargada de odio y anhelo de venganza. 16  Ahora bien, para que pueda desplegarse el Mesías en el terreno histórico, o la dialéctica mesiánica, deben desarrollarse algunas condiciones elementales que presentaremos a continuación, a saber: 1) el rol del recuerdo como vínculo con las generaciones pasadas; 2) la articulación de un nuevo concepto de historia; 3) una ruptura con el orden temporal –   en este caso con el tiempo capitalista – , y finalmente; 4) un concepto de lo político entendido como estado de excepción auténtico. El recuerdo. A propósito de un secreto vínculo con las generaciones pasadas 12  Benjamin, W. (2014), op.cit., p.47 13  Hegel, G. (2015). Fenomenología del espíritu.  México: Fondo de Cultura Económica, p.119 14  Benjamin, W. (2014), op.cit., p.50 15  Löwy, M. (2012), op.cit., p.154 16  Hay un mural de Diego Rivera que representa claramente el móvil vengativo en la trayectoria de los opiidos, se tata del gueeo jagua e el ual u ouistado es asesiado o ua espeie de daga en el cuello.
Related Search
Related Docs
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks